martes, 3 de junio de 2014

Crónica de la visita a la estación de Robledo de Chavela

En esta entrada del blog os iba a contar la actividad del pasado 10 de Mayo (perdonad tanto retraso, pero he estado muy liado) en la que estuvimos de visita al centro de Seguimiento de Espacio Profundo de Robledo de Chavela (en la Comarca de Guadarrama en Madrid). No confundir con las estaciones Deep Space ;-).

 

Como quizás sabréis, se trata de unas instalaciones conjuntas de la NASA y el INTA con radiotelescopios para el seguimiento de vehículos y sondas de  “espacio profundo”, esto es, los vehículos que no son orbitales … no hay seguimiento de satélites.

Quizás lo más interesante fueran los videos que nos proyectaron sobre la historia de las instalaciones y su funcionamiento actual, así como la exploración robotizada de marte.

Estuvimos básicamente en la zona de exposición, que nos recordó mucho a la famosa visita que tuvimos a la exposición de la NASA en la Casa de Campo. En esta ocasión, más reproducciones y maquetas que objetos reales, al contrario que la otra vez. En cualquier caso, visitas complementarias.

Aunque las estrellas (valga la expresión) de las instalaciones no son sino las enormes antenas junto a las que nos fotografiamos. Según aprendimos, no todas están operativas (porque se sustituyen por otras más modernas) para uso de seguimiento de la NASA-INTA y lo que se hace es cederlas a centros universitarios para ser empleadas para radioastronomía.

Este centro forma parte de un conjunto de tres complejos (localizados los otros en Australia y en California) y sus ubicaciones no son sino consecuencia del cumplimiento de requisitos geográficos y logísticos: son necesarios tres centros equidistantes en el globo terráqueo para asegura que, a pesar del movimiento de nuestro planeta, nunca se pierda visibilidad directa sobre un vehículo espacial (según va girando la Tierra, una estación de las tres siempre está enfocando hasta que la siguiente le da el relevo). Los requisitos logísticos son curiosos: estando en una zona protegida de la contaminación y de los núcleos urbanos (para no afectar a las señales) estar suficientemente cerca de un aeropuerto internacional para poder transportar el equipo durante su construcción.

Pero nos sentimos un poco defraudados: las antenas sólo las pudimos ver desde afuera del complejo (entrando en un prado con vacas), pues solamente una semana al año se organizan visitas guiadas dentro del complejo de las antenas y del centro de seguimiento. Estamos deseando volver para vivir esa experiencia cuando sea posible.

Mientras tanto, nos hicimos un montón de fotos, “pues ya estamos acostumbrados a ciertos … botones”.

Tras la visita, y después de recuperar a “alguien que se extravió y no voy a dar nombres para no hacer publicidad”,  el resto de la jornada la constituyó un trekday serrano en Collado Villalba.

Como siempre con visionados de series y películas (muchos conocimos la sorprendente serie “Criando Malvas”) entre charla y buena compañía. Por cierto, con el tema de Robledo y las vacas muchos echamos de menos que en los visionados no incluyéramos la famosa película española “El Astronauta”.

No hay comentarios: