viernes, 10 de noviembre de 2017

Crónica de la Minicon 2017 - 30 aniversario TNG

Nuestro compañero Mario ha escrito una completísima y amena crónica de lo que sucedió en la Minicon de hace un par de semanas. Dándole las gracias por su aportación, os dejamos con ella. ¡¡Disfrutadla!!

El formato Minicon nació en 2012, con la idea de llenar las ganas de convención sin meterse en todo lo que supone levantar una CifiMad; se decidió limitar el evento a un día, que las actividades sean gratis, y mantener la cena y posterior fiesta en el hotel que siempre es de nuestros momentos favoritos de las convenciones. Los últimos años hemos decidido que sea un evento anual: hemos ido encontrando aniversarios para darles temática (20 años de Voyager, 50 años de la Serie Original, y ahora 30 años de TNG), pero teniendo claro que la primera prioridad es juntarnos, divertirnos, y con suerte atraer a algunos amigos nuevos.


La sede elegida fue el Hotel Las Provincias de Fuenlabrada, donde también se celebró la del año pasado, así como casi todas las ediciones de CifiMad. Es un lugar con el que tenemos una excelente relación de colaboración, en el que nos tratan de maravilla y donde nos sentimos como en casa.

Aunque para algunos la diversión empezó el día anterior con los preparativos, el evento propiamente dicho tuvo lugar el pasado sábado 28 de noviembre. Tras la presentación de nuestra maestra de ceremonias Arantxa (que durante todo el día trabajó incansablemente para tener informado al público sobre las actividades que se iban desarrollando, y motivado para participar en los concursos), salieron a escena nuestros patrocinadores de Holocubierta Ediciones para contarnos brevemente lo que ofrece su producto estrella Star Trek Adventures, un juego de rol basado en el universo de nuestra saga favorita. De momento sólo lo tienen disponible en inglés pero están trabajando a tope para lanzar la versión traducida, nos dicen que está prevista para el próximo verano. Además de eso, la gente de Holocubierta estuvieron animando el evento durante todo el día con una divertida colección de accesorios para hacerse fotos graciosas, y un espectacular cosplay de andoriana.


A continuación tuvimos la primera actividad propiamente dicha: el rifeo de Mololo. Todos los habituales sabréis en qué consiste: se proyecta un episodio y Mololo, el simio que acompaña a nuestro compañero y artista Cheve, nos cuenta lo que realmente ocurrió durante el rodaje y el desarrollo de la aventura, en el que por supuesto estuvo presente pero cortaron sus escenas. El episodio elegido fue Tentativa de Salvamento de la Serie Original, y dio pie a todo tipo de chascarrillos sobre Kirk, Spock, los klingon de aspecto mongol, y los supuestos pacifistas atrasados del planeta Organia. Sí, ya sabemos que no es un episodio de La Nueva Generación, pero desde el principio habíamos decidido que la celebración del aniversario no iba a ser excluyente de las otras sagas, puesto que eso nos limitaría las posibilidades del evento sin aportar nada a cambio.


La siguiente actividad fue la mesa redonda sobre películas de La Nueva Generación; segunda parte de la que tuvo lugar en la Minicon del año pasado sobre las de la tripulación original. Moderados por Ángel, cada uno defendió una de las 4 películas: Nieves se encargó de La Próxima Generación, Pedro de Primer Contacto, Cheve de Insurrección y Javier de Némesis. Fue especialmente interesante la defensa de las dos últimas, que suelen ser las más impopulares; así como el repaso del contexto histórico en el que se encontraba la saga durante el estreno de cada una.

Seguidamente Javier hizo una breve introducción a la iniciativa Star Trek Entre Amigos, nuestro visionado colectivo de toda la saga con comentarios posteriores, al muy razonable ritmo de dos episodios por semana. Ahora mismo estamos en La Nueva Generación, así que encajaba perfectamente en el evento. Y justo después, los organizadores de CifiMad Esteban, Juanjo y el que suscribe, presentamos nuestra próxima edición de 2018. Por si había alguien en la sala que no lo conozca, recordamos cuál es el espíritu del evento; presentamos la nueva web, que ya podéis ver aquí; y los invitados de esta edición, Gerald Home (Star Wars) y, como novedad absoluta pues no se había hecho público hasta ese momento, Aaron Douglas (Battlestar Galactica). A los que estuvieron presentes en la edición de 2011, en la que ya contamos con Aaron, seguro que no les sorprende nada los aplausos que cosechó el anuncio.


A la hora de comer, algunos nos quedamos en el hotel y alargamos la sobremesa un ratito; otros aprovecharon para cambiar un poco de aires, aunque tuvieron el tiempo algo más justo. A la vuelta, Montse y Esteban nos presentaron su concurso de preguntas y respuestas sobre Star Trek (de nuevo, no limitadas a TNG sino a todas las series y películas de la saga), a través de la aplicación Kahoot. La facilidad de uso (y, sospechamos, el relativo anonimato que proporciona) hizo posible que se animaran a concursar nada menos que 24 participantes; uno por cada casa klingon, como apuntó Cheve. Enseguida se empezaron a perfilar los que iban dominando la partida, y se alzaron con el podio final: Gonzalo, Gerardo y Nieves se hicieron con los primeros puestos. El primer premio era nada menos que el juego Star Trek Adventures, incluyendo un vale para recibirlo cuando esté disponible la versión en español.


Los chicos de Holocubierta volvieron a presentar su juego, y esta vez ya había gente disponible para organizar una partida de iniciación; nos cuentan los que participaron que se divirtieron en grande. Justo después, nuestra amiga Ana (que muchos conoceréis por el club o por su marca artística Nayádoran ) se estrenó como conferenciante con un divertido ranking de naves de distintas sagas, con el que nos quería demostrar con datos sólidos que la Enterprise (1701-D, para hacer los honores a la serie homenajeada) es la mejor de todas. El público tenía opiniones para todos los gustos y el debate posterior estuvo animadísimo.


En ese punto de la tarde teníamos programada una minipausa, muy adecuada para tomarse algo en el bar, quizá uno de los refrescos energéticos naturales de nuestro patrocinador XS; echarle un vistazo a los materiales que ofrecían a la venta nuestros artesanos; contemplar la fantástica exposición de material de La Nueva Generación que nos habían preparado Luis y Pedro; o charlar con viejos amigos y conocer a gente nueva que comparte nuestra pasión por Star Trek. Justo después salieron al escenario Pablo, Sandra y Lory de Fanvención, para contarnos con detalle su labor que aúna la promoción de la ciencia-ficción y fantasía como bien cultural, y la ayuda a los más necesitados, especialmente niños hospitalizados. Durante todo el evento habían estado vendiendo papeletas para recaudar fondos con los que proseguir su labor; en este momento fue cuando se sortearon entre los compradores las distintas piezas de un estupendo lote de material, casi todo de Star Trek, con las que unos cuantos afortunados se fueron contentos a casa.


A continuación participamos en el segundo concurso de la tarde, el ya clásico ¿Y ahora qué? de Gonzalo. Y digo participamos, porque la divertida mecánica de este concurso se basa en que en la primera ronda participe todo el público. Tuvieron cabida todas las sagas de la serie, e incluso algunas apariciones de actores Trek en otras series como Big Bang Theory o Stargate; pero la final estuvo centrada en La Nueva Generación. Las cosas estuvieron reñidas, pero sólo pudo ser un grupo el que se alzara con el gran premio: los Camisas Rojas Francisco, Pedro y Ángel. La última actividad de la tarde era una mesa redonda dedicada a la recientísima nueva aportación a la saga: Star Trek Discovery. Roberto dirigió a Al, Emilio y José Manuel en un repaso por lo que hemos podido ver hasta ahora, sus opiniones, y cómo encaja en la saga. Como era de esperar, el público también tuvo mucho que decir al respecto.


Tras una pausa que algunos aprovechamos para cambiarnos de ropa, o para charlar un poco, tuvo lugar la cena de gala. Como este año no éramos muchos, probamos a sentarnos en una sola mesa larga en vez de varias redondas; creemos que el cambio funcionó bastante bien y pudimos disfrutar plenamente de la compañía mutua. Y después, no podía faltar la fiesta hasta altas horas de la noche. Carlos y Pedro se trabajaron mucho tanto la presentación, que incluyó tarima, biombo y coreografías, como la selección de temas; y acertaron de pleno para mantener al personal bailando, entretenido y divertido hasta bastante más allá de la hora extra que tenía esa noche.


Unos cuantos nos quedamos a dormir en el hotel, por lo que por la mañana aún pudimos compartir desayuno y un ratito de trabajo para dejar todo desmontado. Así concluyó una Minicon en la que, una vez más, todo el club se ha implicado para que pasemos un día divertidísimo, podamos atraer nuevos aficionados a que vengan a conocernos, y que todo funcione sobre ruedas. ¡Muchas gracias a todos los currantes!