sábado, 30 de diciembre de 2017

Crónica de la Cena de Navidad 2017

Hace unos años tomamos la decisión de que la cena de Navidad no podía seguir siendo en el centro de Madrid, puesto que muchos de nuestros socios viven en la periferia y venir en coche les suponía lidiar con el tráfico y los aparcamientos que por estas fechas siempre están imposibles; puestos a irnos fuera, qué sitio mejor que nuestro querido Hotel Las Provincias. Poco a poco, la cena se ha ido apoderando del resto del día y casi del fin de semana, hasta convertirse en todo un evento. Prueba de ello es el cada vez más numeroso contingente de miembros del club de fuera de Madrid, que se desplazan específicamente para tomar parte; y de gente de fuera del club que también quieren pasar un buen rato con nosotros.

Este año nos citamos allí a media mañana. Parte del grupo se dedicó a jugar a Artemis Space Bridge Simulator, videojuego del que os hemos hablado en otras ocasiones y que imita el puente de una nave espacial del estilo de nuestra serie favorita, con una persona y un ordenador dedicado a cada puesto: capitán, piloto, armas, ciencia, ingeniería y comunicaciones. Esta vez jugamos a una versión un poco más actual que incorporaba algunas novedades significativas, como la posibilidad de pilotar cazas. Parece que le vamos cogiendo el truco a los problemas que tuvimos en otras ocasiones, y pudimos tener una sesión muy entretenida y provechosa y en la que empezamos a sentir que tomábamos el control del juego. De hecho, parte del programa incluía visionados, pero decidimos saltárnoslos para jugar más.

El resto de los presentes se dedicó a los juegos de mesa. Hicieron su aparición los ya clásicos de nuestras reuniones como el Catán de Star Trek y el juego de Yo Fui a EGB; como novedad, tuvimos aportaciones creadas en todo o en parte por nuestros socios. Javier, ese señor de pelo largo y barba tan conocido de nuestros lectores, se trajo su adaptación al universo Star Trek del clásico juego Cluedo. Aparentemente la traslación funciona a las mil maravillas y, si bien esta sesión sirvió para identificar algunos puntos de mejora, también se va cimentando la idea de producir más copias para los fans que va creando. Gonzalo fue más allá y trajo un juego 100% de creación propia. Llamado Boat Party y con una temática divertida como pocas (se trata de organizar una fiesta en el yate de un millonario, más glamourosa y desmadrada que las de los demás jugadores), aún se encuentra en fase de pruebas, pero a juzgar por los comentarios y risas que oímos, ya se puede calificar de éxito total.

A continuación todos nos unimos en una gran partida al juego de preguntas y respuestas sobre Star Trek creado mediante Kahoot! Aunque las preguntas eran muy similares a anteriores ediciones (incluyendo, ejem, algún que otro despiste ortográfico o de fechas), sirvió para pasar un rato divertido y para que Nieves se alzara con un triunfo incontestable. ¡Los demás tendremos que hacer los deberes! Posteriormente, la Junta Directiva del Club nos sorprendió con la entrega de premios a algunos de los miembros que más se han distinguido por su trabajo para el bien de nuestra comunidad: Merce por su espectacular hospitalidad en los trekdays serranos y eventos similares, y Luis por las fantásticas exposiciones que nos monta en todos los eventos. ¡Enhorabuena y gracias!

Después de todo esto es cuando llegaba la cena. Como siempre, pasamos un rato excelente compartiendo comida, bebida y un buen rato. Hubo momento para un Amigo Invisible, de la mano de la mismísima Santa Claus, en el que intercambiamos toda una serie de regalos modestos pero adquiridos con mucho cariño; y para nuestro brindis, el brindis de Tama. Y tras la cena, venía la fiesta; quizá la vertiente bailonga no estuvo tan a tope como en la Minicon, pero lo pasamos genial bailando algunos y charlando otros, ya sea de eventos pasados y futuros, de cierto estreno reciente que ha creado enorme polémica, o de lo que surgiera.

Muchos nos quedamos allí a dormir, y el domingo nos despedimos tras el desayuno. Algunos alargamos el último café casi hasta la hora de comer; como decía uno de nuestros almirantes favoritos, el evento nos gustó tanto que no queríamos que se acabara.

Nuestra próxima actividad consistirá en participar en la Cabalgata de Reyes de Torrejón, lógicamente el próximo 5 de enero. Compartiremos carroza con nuestros amigos de la Legión 501 y la Rebel Legion, para que quede claro que le damos a todo y que lo que más valoramos es pasarlo bien con la gente. ¿Os apetece venir a vernos?

¡Os deseamos a todos unas felices fiestas y un 2018 lleno de felicidad y buenos momentos trekkies!